miércoles, 7 de noviembre de 2012

Las redes sociales como la mejor herramienta de socialización política jamás creada (después del bar)


Las elecciones vividas en EEUU vuelven a ser una prueba palpable de la importancia que a día de hoy están adquiriendo las redes sociales como herramienta de socialización política.
Según Webber, la Socialización política consiste en los procesos de interiorización del aprendizaje de creencias, valores, ideas, comportamientos y actitudes políticas que conforman el acerbo político de los individuos. Hablamos de un sistema de aprendizaje no sistemático, sino fragmentado y difuso, que solo es reconstruíble a posteriori mediante un ejercicio de introspección, que tiene por finalidad la adaptación del individuo al entorno donde vive. Hay dos tipos: directo o indirecto. Las redes sociales podemos clasificarlas dentro del tipo directo. El aprendizaje político hace referencia a la socialización que deriva de nuestras propias experiencias políticas. Por ejemplo: participación en la vida política. Hasta hace unos años esto solo era posible si uno lo buscaba. Uno podía abstraerse casi por completo de recibir ningún mensaje político. Si un no buscaba la socialización, no la encontraba. El uso de las redes sociales ha cambiado el esquema. Aquel que las usa, es casi seguro que encontrará el mensaje político. Difícil mantenerse al margen. ¿Alguien no ha recibido algún mínimo mensaje sobre las elecciones en USA? Si usas las redes sociales, participas de lo que podemos llamar la "socialización política 2.0". Una socialización difusa, recibida dentro de la colectividad, pero recibida al fin y al cabo. Y el esquema de Webber queda completamente roto: la socialización política es recibida ahora de forma implícita y explícita. Horizontal y vertical. Los medios de comunicación eran la primera agencia socializadora. El resto dependía de ellos. Ahora no. Un nuevo esquema ha surgido. Ahora las noticias las pueden dar los propios ciudadanos.
En este nuevo contexto hay algo claro y evidente: la politización de la ciudadanía va en aumento. Se habla y se discute de política más que nunca. Y esto, en determinados contextos, como bien sabemos en ciencia política, puede ser un grave problema para el poder.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal